Viernes, 19 Enero 2018

La defensa del futuro cotizante

EDUARDO«Invertir en familia es invertir en futuro», declara Eduardo Pinazo, padre de cuatro hijos y presidente de la Federación de Asociaciones de Familias Numerosas de la Comunitat. El dirigente alerta de la necesidad de defender a su colectivo ante el envejecimiento de la población. «Los 1,1 hijos que tiene de media una pareja en España están lejos de mantener el relevo generacional, de modo que en el año 2050 tendremos serios problemas para sostener el actual sistema de bienestar social», calcula. Por ello considera necesario proteger a «los futuros cotizantes».

Ésta es la lógica con la que la federación trata de hacer ver a la administración «el valor que tienen y lo que aportan a la sociedad las familias numerosas». La entidad agrupa desde 2005 a las cinco asociaciones presentes en la Comunitat, que representan a más de 6.000 familias asociadas en el territorio. En la región hay un total de 50.000 familias con el título de numerosas, pese a que realmente son 150.000 las que podrían obtenerlo conforme a los actuales requisitos. «La mayoría son familias con tres hijos, alrededor del 70 por ciento», cuenta Pinazo.

«Nuestra misión es facilitar el acceso de las asociaciones a las instituciones, representarlas, negociar con empresas para obtener beneficios para el colectivo...», detalla el presidente. Buen ejemplo de ello es la guía sobre beneficios que la federación presenta hoy en Alicante a las 18.30 horas junto a su 'Plan más familia'. «Se trata de la recopilación de una serie de empresas y comercios, de actividades como hostelería, alimentación o automoción, que ofrecen ventajas y beneficios para el colectivo», explica. Para Pinazo, estos empresarios «tienen la visión de futuro que no tienen las instituciones públicas», ya que incentivan el consumo en familias de muchos miembros y acaban obteniendo rentabilidad.

«La administración, lejos de premiar la natalidad por su contribución, la castiga», lamenta, y pone como ejemplo los criterios utilizados para otorgar ayudas. «Cuando se mira la renta para dar o no una ayuda no se hace algo tan lógico como dividir los ingresos de los progenitores entre el número de miembros de la familia. De modo que, por ejemplo, unos padres que tengan cuatro hijos, sólo por cobrar un poco más que otros que tengan sólo uno, tienen menos derecho», critica.

«Estamos acostumbrados a apretarnos el cinturón, pero ya no nos quedan agujeros», declara el dirigente, que reclama otras medidas como que la Generalitat no deje de considerar familia numerosa a las unidades cuyo hijo mayor acabe sus estudios pero permanezca en casa por no encontrar trabajo. «Se puede incentivar de muchas maneras, también mejorando aspectos como la conciliación familiar», añade Pinazo, que insiste en pedirle a los políticos que «por lo menos no penalicen la natalidad».

Revista de la Federación

FamiliasXL_20PORTADA

Memoria 2016

memoria 2016

by Ojo de Pez